viernes, 29 de enero de 2010

El tedio












El tedio, esa sopa de tiempo sin la sal del para qué.

Los chistes de Dios












A Dios nadie le entiende los chistes.

Biografías de polipiel













Las casas sucias de televisión esperan algo que las redima del tiempo. Batalla perdida; el sofá engulle, noche tras noche, biografías de polipiel. A veces llueve, pero da igual.

Un juego sin risas













Picotea el pájaro nocturno muy cerca de los apellidos. Se trata de un juego sin risas para poner a prueba el miedo de todos aquellos que no les gusta jugar al todo y olvido.

sábado, 16 de enero de 2010

Los nuevos de siempre













Ya están aquí de nuevo los nuevos de siempre; ya regresa toda la historia en nuestra historia; y el pobre hombre, y el hombre pobre, como siempre naciendo para morir entre preguntas, como siempre muriendo para nacer entre tristezas.

Marinero en ti













Navegar con una caracola
por los mares de tu piel.
Aceptar mi líquido destino
de noche y sal absuelto.
Hundir en ti la triste barca
en mi naufragio de aire.
Por favor, que nadie me salve.

Una esquela













Una esquela es publicidad tardía y fraudulenta (el producto ya no está disponible en el mercado).

Levedad












Levedad, desarraigo, matizado interés -apenas curiosidad-.

El sexo













El sexo, esa religión agradable de efímeros paraísos y rutinarios infiernos.