miércoles, 10 de febrero de 2010

La fotografía












La fotografía, esa precisa insolencia ante el tiempo.

2 comentarios:

Bárbara dijo...

El tiempo es como los niños, hay que distraerlo para poder hacerle la foto.

Josep Vilaplana dijo...

Ni más ni menos Bárbara; un vicioso de la fotografía –sin desintoxicación posible- intenta, de forma obsesiva, distraer al tiempo para poder pillarlo a calzón quitado (o si se prefiere, en luminosas bragas).
Tus visitas me alegran como solecito de febrero.