sábado, 6 de marzo de 2010

Elena













Elena, como un pájaro de papel, camina en círculos por su jaula hecha de días. Me pregunto quién le habrá enseñado todo lo que no sabe; quién la habrá mentido con semejantes verdades.

4 comentarios:

Bárbara dijo...

Puede que la rutina. Puede que por eso compre el único detergente que lleva su nombre.

Josep Vilaplana dijo...

A mí esta fotografía me lleva de la mano a la ternura (algo parecido a un "entender" diáfano y momentaneo...). Tus visitas son como un cafecito con lluvia en los cristales. Se agradece.

Isabel González dijo...

Bueno pero su jaula es bien bonita , alguien que pinta sus puertas de ese azul sugerente y acogedor, tiene que haber encontrado la verdad de la vida.


Una foto preciosa

Josep Vilaplana dijo...

Es cierto Isabel, mientras hay color hay esperanza (incluso el negro parece que espere al blanco en su esquina gris tal vez).

Gracias por tu visita.