jueves, 25 de marzo de 2010

La gente nace












La gente nace, luego, un poco más tarde, la confunden y se confunde, se distrae, se consume, se agota, se aferra, se muere o la mueren, se olvida.

8 comentarios:

Gemma dijo...

...se olvida y, con suerte, renace. ;-P
Un abrazo

Josep Vilaplana dijo...

...y cuando la suerte se acaba ya son las siete y hay que levantarse...de nuestras propias cenizas.

Gracias por tu visita Gemma y un abrazo.

Nómada dijo...

Me quedo con que se aferra, esperando saber aferrarme bien.

Josep Vilaplana dijo...

Hola Nómada,
Dado que la luz de ahora mismo es impecable, me aferro contigo...

Gracias por tu visita.

Bárbara dijo...

Y la olvidan como puntísimo final. Aunque dice Valente que ya nada muere, porque nada tiene fe suficiente para morir.

Josep Vilaplana dijo...

Mi querida Bárbara, un servidor tiene, afortunadamente no muy a menudo, la sensación de que vivimos en un agujero, sin tapa, ni fondo, ni agujero (a veces, cuando me veo a venir esa cosa, me tomo un cafetito y me doy un paseo sin orden ni concierto).

Un beso "renacentista".

LVR dijo...

Avui he après a fer unes galetes delicioses, avui és primavera i m'encanta, avui estem on estem i estem bé. Però també he encarregat unes flors per algú que ja no hi és i demà encara hi serà menys perquè ens n'haurem oblidat una mica. Tot això per dir-te que tot el que dius és cert, és la vida. Petons primaverals.

Josep Vilaplana dijo...

Tens la raó de tot allò que, per absolutament raonable, no ens permet raonar. La primavera, la llum, una rialla, la tímida escalfor d'un raconet, potser una carícia...tot plegat ens hi cap a la ma; un petit univers de no res.

Gràcies per dir coses precises i precioses.