jueves, 13 de mayo de 2010

Un arte efímero













Ese hombre practicaba un arte efímero cuya técnica consistía, esencialmente, en dar pinceladas –a menudo brochazos- en una tela de aire (obra para nada expuesta en la galería de nadie). Es obvio que acabó cediendo, aunque, como todos, lo hizo un poco antes de saber ante qué y ante quién demonios cedía.

7 comentarios:

Gemma dijo...

Primero he escrito "tela del aire", después lo he corregido por "espejo del aire"; pero sólo tras leer esta entrada, me he decidido por corregirlo de nuevo según el primer impulso: así pues, compartimos "tela". ;-)

La savia que arrebata
circula, voraz y atropellada,
por ramas, branquias y raíces.
Empaña la tela del aire,
para surcar estambres, y una vez
desatada, discurre por hojas sin talle,]
por tallos escuetos y regueros de varices.]

Su pulso desvela porvenires.

Gemma dijo...

Lo he vuelto a cambiar. Así se cumple mejor tu título. ;-P
Un abrazo

Nómada dijo...

A veces no sé qué me gustan más, si tus imágenes o tus palabras. En cualquier caso son siempre certeras combinaciones.

Josep Vilaplana dijo...

Tu poema, precioso y preciso, es como mirar por el ojo de una cerradura y ver, al otro lado, la vida en pleno baile. Que sepas que este ir y venir de palabras, las tuyas paseando sin prisas con las mías (es una forma de hablar, una forma de sentir, tú sabes que en realidad ni son tuyas ni son mías…) me hace un chofer feliz.

Josep Vilaplana dijo...

Como le dije hace unos días a una amiga de toda la vida –una vida que, en este caso y para ser más exactos, nos cabe en unas pocas estaciones-, a mí lo que me gusta es saber que tú sabes; o dicho de otra manera: me gusta intuir ese levísimo puente que nos une.

Muchas gracias Nómada y un beso.

Bárbara dijo...

La mejor obra sin duda. Acaso la única. Al primer golpe, he visto ese lienzo invisible.

Josep Vilaplana dijo...

Intentaba explicarme (casi siempre soy yo el qué menos entiende de todo lo que digo...) la enorme ternura que a un servidor le provoca cualquier pregunta y sus correspondientes esfuerzos por hallar la más que improbable respuesta. En fin....Un besote.