domingo, 27 de junio de 2010

Su última decisión













Cruzar al otro lado de no importa y qué más da. Esa fue su última decisión.

4 comentarios:

Gemma dijo...

Buen título. Estoy convencida de que la desgana y el apearse son, en sí mismos, un derroche de actividad...
Un beso

La causa, sin duda, de muchas defunciones (físicas y anímicas).
Y un abrazo

Josep Vilaplana dijo...

Tal vez la desgana sea un hambre que no sabe qué comer; hambre al fin y al cabo -un derroche de actividad quieta a la espera de lo improbable-. En lo referente a la defunciones, no me cabe la menor duda de que son las causas las que las causan...(a la que dejo la medicación me da por escribir estas cosas...).
Un beso casualmente enorme.

Bárbara dijo...

No es malo cruzar a ese lado, siempre que el semáforo esté en verde.
Y la desgana no es más que un exceso de apetito, ganas de comérselo todo, estoy de acuerdo.

Josep Vilaplana dijo...

Completamente de acuerdo, hay que esperar que se ponga verde (de ahí les debe venir la legendaria serenidad a los daltónicos).
Yo de momento no me apetece cruzar (hay tantas luces -todas diferentes- a este lado; tantas palabras a la espera...).
Un beso.