domingo, 12 de septiembre de 2010

La exactitud de lo imperturbable













La exactitud de lo imperturbable
sin voluntad de quedar ni ser.
Ese instante de sutileza
que se muestra sin permanecer.

4 comentarios:

LVR dijo...

Aquests instants que captes, una vegada més precisos, preciosos.
Un petó cabeçut.

Josep Vilaplana dijo...

Aquests instants, cabeçuts, sens dubte em capten a mi....Com diu la canço: yo pasaba por allí.

Un petonassss.

Gemma dijo...

Es que lo perfecto resulta resbaladizo y fugaz, perecedero de puro frágil. Qué bien lo has descrito, por cierto...

Me quedo con ese verso del no querer quedar ni ser... Tan del primer/último poema...
Más besos

Josep Vilaplana dijo...

Tienes toda la hermosa razón ("lo perfecto...perecedero de puro frágil").A mi precario entender, lo fugaz participa de lo que no sabemos y es cierto (sólo nuestros miedos han sido capaces de crear la necesidad de lo perenne).

Besos frágiles pero ciertos.