sábado, 25 de septiembre de 2010

Lavarse la cara con sol











Propósito: lavarse la cara con sol y dejar que todo suceda.

4 comentarios:

José Luis Ríos dijo...

Hola, Josep.Creo que tienes unas fotografías estupendas, y unos comentaristas, algo importante, estupendos también. Confieso que algunos pies de fotos anteriores no los entiendo todavía, aunque sí advierto conexiones. Es culpa mía, entiendo mejor la prosa, pero en esta fotografía advierto una tranquilidad total, la posición de las barcas y de las personas es la misma, el decoro de los bañistas, la expresión de su cara y de sus cuerpos es de relajación total, y la luz que ilumina la escena, con la arena y el mar, muy bella. La piedra de la izquierda rompe la excesiva monotonía, y las sombras nos dicen que la fotografía se hizo cerca del mediodía. Me gusta la armonía que existe.

Saludos

Saludos

Josep Vilaplana dijo...

Hola José Luis.
Es cierto lo que dices; fue esa sensación de tranquilidad, más la nitidez de la luz que a esa hora (un poco más allá del mediodía) se vertía placidamente sobre la playa, lo que me llamó la atención.
Te agradezco mucho tu visita y tus comentarios.

Gemma dijo...

...y el cuerpo con sal con el sol de cara. :-)
Petons

Josep Vilaplana dijo...

La sal y el sol es como el café y la amistad: combinaciones necesarias y perfectas (esos instantes en los que somos capaces de despejar incógnitas no planteadas).

A la espera de un café al lado del mar...un beso.