miércoles, 13 de octubre de 2010

El eco de una mirada













Les dije que la fotografía es el eco de una mirada. Como era de esperar, me azuzaron los perros.

4 comentarios:

NáN dijo...

Angelicos. Como para ser negro, llevar un distintivo comunista,ir acaramelado con tu pareja del mismo sexo y preguntarls la hora.

A eso lo llamaría yo buscar lo probable: una paliza.

Josep Vilaplana dijo...

Efectivamente; la "química" que ambos personajes desprendían te insinuaba una inteligencia "muscular" aguda, aunque vete a saber si en sus corazoncitos anidaban dulces pajarillos (un servidor, por si acaso, no preguntó...).

Un beso Nan y gracias por tu visita.

Gemma dijo...

Pues a mí el letrero y ese mirarse con profundo reconocimiento me sugiere eso que dices de los pajarillos...
Petons

PS: La foto, estupenda, para variar.

Josep Vilaplana dijo...

El amor tiene razones que "los músculos" desconocen"...

Vete a saber.

Un beso y disculpas por la tardanza en contestarte (la verdad, hacía algún tiempo que no me pasaba por esta fotografía).