martes, 2 de noviembre de 2010

La risa sabe













La risa sabe porque reconoce; el llanto ignora porque adolece –se resiente-.

15 comentarios:

NáN dijo...

Un buen espíritu debe tener quien así ríe.

Josep Vilaplana dijo...

Sin duda, Nán, sólo pueden reir así aquellos que gozan de una buena salud espiritual (o si se prefiere, de una luz interior sin apenas sombras).

Gracias por tu visita.

NáN dijo...

Seguro quela conoces, pero creo que es la banda sonora ideal para el posto:
Déjame vivir con alegría

NÓMADA dijo...

La risa sabe. El llanto ignora.
Qué acertada reflexión. Es fácil decir por qué uno ríe. Hay que rebuscar mucho más para saber exactamente por qué se llora...

Josep Vilaplana dijo...

La verdad es que no conocía esta canción.Coincido contigo en que toda ella respira esa alegría porque si que sólo podemos encontrar en los "buenos espíritus".
Un abrazo y muchas gracias, Nán.

Josep Vilaplana dijo...

La risa participa de lo inmediato (una certeza de algo que sucede en este mismo instante; una aceptación, un reconocimiento).

Efectivamente, "hay que rebuscar mucho más para saber exactamente por qué se llora..."

Gracias por tu visita Nómada.

Gemma dijo...

La risa que contagia es doblemente risa, porque transmite complicidad y regala. Me gustan tus aforismos.
Besos, Josep

Josep Vilaplana dijo...

La risa casi que exige complicidad y estoy totalmente de acuerdo en que "regala" (una generosidad levísima y luminosa...).

Un beso Gemma y agradecido por tu visita.

Sue dijo...

¿Y sabe que sabe? ¿sabe de saber o de sabor?
Me ha gustado pasar por aquí de puntillas. Volveré.

Sue.

valeriatittarelli dijo...

Querido amigo,
debo de ser la última en enterarme de que tienes un blog. Menudo despiste. Te enlazo con el nuevo de En Sentido Figurado, ¿ok?
De paso, a ver si me cuentas algo de esa estupenda familia tuya, de esas montañas idílicas, de esos trayectos en bus.
Se te echa de menos,
Valeria.

Josep Vilaplana dijo...

Creo que la risa ignora lo mucho que sabe (tal vez su sabor sea de cerezas recien cogidas).
Muchas gracias Sue por tu pasar de puntillas y un abrazo.

Josep Vilaplana dijo...

Muchas gracias Valeria. La verdad es que estoy un poco "culposo" por ese alejamiento (para nada definitivo) de ESF. La imposibilidad de atender a todos los requerimientos con el detenimiento que se merecen hizo que optara por mi actual "ostracismo" montañoso. Para nada me he olvidado de esa entrañable tertulia de amigas y amigos; de esa complicidad que compartimos; de esa ilusión que Pepe nos contagió. Simplemente se trata de mi imposibilidad genética de abarcar mucho y al mismo tiempo apretar lo suficiente.

Por estas montañas todo transcurre como siempre -con una pacífica indiferencia y una absoluta y bella precisión-.

Seguiremos en contacto y un beso enorme Valeria.

valeriatittarelli dijo...

Bueno, bien, vale, de acuerdo. Me quedo con la bella precisión de tus decisiones.
De nuevo, abrazos y cariños.

José Luis Ríos dijo...

Preciosa fotografía, Josep, la luz es tu amiga.

Un abrazo

Josep Vilaplana dijo...

La luz es nuestra amiga, José Luis, y en ocasiones, pocas pero dignas de recordar, nuestra amante.

Un abrazo y muchas gracias por tu visita.