martes, 26 de abril de 2011

Una historia de amor













Esta es una historia de amor breve -ni siquiera me dio tiempo a bajar del todo la ventanilla-. La quise tanto.

El banquillo












Ya en el tiempo añadido, cuando el desánimo era compartido por toda la afición, saltó la sorpresa. En el banquillo, como es natural tras la tensión acumulada, se desató la euforia a pesar de que nadie, absolutamente nadie, quiso celebrar el triunfo en esta primera y sin duda última final.

sábado, 9 de abril de 2011

Los instantes nada













La luz entiende de desolaciones; sólo ella se presta para perfilar, sin preguntas innecesarias, los instantes nada.

Ocho diferencias













Entre este perro y cualquier yo hay ocho diferencias que nadie ha sido capaz de encontrar. Incluso a Dios le propuse el juego y aún espero que se digne contestar.