jueves, 16 de junio de 2011

El precario templo












La luz y el azar evitaron que la propuesta viniera envuelta en papel argumento. Sin contradicciones con que distraerse, sólo cabía observar, sin más, como el preciso juego de equilibrios construía, en nuestro desconcierto, el precario templo.

Empezaba a llover lento













Empezaba a llover lento en el hueco del silencio. Era evidente que nada ni nadie quería nombrarse en ese instante sin recuerdos.

martes, 7 de junio de 2011

El destino y la madre que lo parió













Compartían, entre otras cosas, el gusto por las mujeres, el whiski escocés y la acción. A pesar de ello, las gafas, los juanetes y la paga a todas luces insuficiente, insistían en joderle la mañana haciendo poco menos que imposible cualquier comparación.

Sueños eróticos













Justo en el instante en que las cuatro majas, contundentemente desnudas, llegaron al consenso de la lascivia, el muy imbécil le trajo el Mac-Pollo y las absurdas patatas.