jueves, 16 de junio de 2011

Empezaba a llover lento













Empezaba a llover lento en el hueco del silencio. Era evidente que nada ni nadie quería nombrarse en ese instante sin recuerdos.

12 comentarios:

Isabel dijo...

Me gustan mucho tus palabras que tan bien conjugas con la imagen. Las saboreo, son dos frases geniales.

Josep Vilaplana dijo...

A mi me gusta, Isabel, el "calorcillo" de saber que tú sabes que nosotros sabemos; es decir, me gusta, y mucho, la sensación de compartir pequeñas complicidades contigo.

Gracias por tus palabras y un abrazo enorme.

LVR dijo...

Lentament i en silenci, així passo per aquí i penso en quina imatge més preciosa has caçat amic meu.

Josep Vilaplana dijo...

La caçera de llums es molt i molt agraïda....les teves visites també.

Un petó.

Angi dijo...

Tot i el moviment , els personatges em transmeten quietud, un tot està bé i no cal res més envejat sovint. Petons suaus

José Luis Ríos dijo...

Casi es en blanco y negro, Josep, no sé qué pensarás tú. Hay pocos elementos, ambiente plácido y la situación es bastante corriente: a la orilla del mar se pone a llover, ¿qué hacemos? Lo que hemos hecho otras veces: mirar como llueve.

Un abrazo

Josep Vilaplana dijo...

Era un moment en que la quietud gairebé es podia tocar. Efectivament, no calia res mes.

Un petonet quiet i tossut.

Josep Vilaplana dijo...

Estuve dudando si la imagen "iba" en blanco y negro o en color. Es cierto que refleja un instante en que apenas pasaba nada; silencio (sólo el leve rumor, lejano, de las olas), lentitud, lluvia y el paso cansino de esa pareja atravesando la escena.

Un abrazo y gracias por la visita.

N Ó M A D A dijo...

Cuando los silencios llueven, es de esperar que las palabras surjan del abismo... Y tras la calma, siempre llega la tormenta.

Que es peor, me pregunto?

Gemma dijo...

Amo los instantes sin recuerdos.
En ellos la memoria se nos desata y nos echa a volar.
Un beso

Josep Vilaplana dijo...

Intento evitar con amplios rodeos a la "calma atormentada"; tal vez la peor de las opciones.

Gracias por tu visita, Nómada.

Josep Vilaplana dijo...

Comparto ese amor por los instantes sin recuerdos. Sólo en ellos consigo bailar sin pensar en el baile.

Un petó proper.