sábado, 24 de septiembre de 2011

Una cacería de olvidos













En esa esquina, a menudo, se daban cita epidérmicas promesas evanescentes. Extraños reclamos para una cacería de olvidos. Como de costumbre, era la noche la que dictaba sentencia y dejaba zanjada definitivamente la cuestión.

El lenguaje













Alguien dijo que el lenguaje es una piel. Cada tarde, en el más riguroso silencio, los cuatro charlaban un rato.

domingo, 18 de septiembre de 2011

Vértices perfectos.












No me pregunten el por qué, pero a veces las cosas se configuran en vértices perfectos. Inauditas propuestas ceñidas a instantes circulares en los que parece que por fin el gran indiferente presta un poco de atención.

Padre nuestro.













Padre nuestro que estas en los cielos: esta semana Ibex 35 ha seguido chapoteando en su particular y profundo lodazal. Nada comparable, si a extensión nos referimos, a las poco acogedoras ciénagas en las que Nikkei y DoW Jones reblandecen, desde hace meses, sus incómodas asperezas. Afortunadamente el Barril de Brent anda corajudo y los Fondos de Inversión no se amilanan y es que, como es sabido, Dios aprieta pero no ahoga, y si no que se lo digan a Rouco, que con sus activos ficticios y la importante inyección de divisas de la Reserva Celestial, ha lanzado una Opa agresiva al lupanar de la esquina; más líbranos de cualquier mal, Amén.