sábado, 24 de septiembre de 2011

El lenguaje













Alguien dijo que el lenguaje es una piel. Cada tarde, en el más riguroso silencio, los cuatro charlaban un rato.

7 comentarios:

Isabel dijo...

Lo que debe saber ese banco de sus conversaciones...

Un abrazo.

Gemma dijo...

Será por eso que hay silencios cargados de sentido...
Un pe tó

Josep Vilaplana dijo...

Ese banco, sin duda, debe de ser como la Real Acedemia pero sin letras (¿crees que el académico del sillón "Z" debe de andar levemente desconfiado?.

Un abrazo enorme, Isabel, y gracias por tu visita.

Josep Vilaplana dijo...

El silencio probablemente se expresa mejor; suele ser más educado, más fino (casi todas las atrocidades se vociferan, casi todas las mentiras utilizan las palabras mentir).

Un pe tó sin griterio.

Josep Vilaplana dijo...

...quise decir: para mentir.

Més pe tons.

José Luis Ríos Gabás dijo...

Una fotografía entretenida: ¿Qué les une? ¿A qué esperan? ¿Qué miran? Se podrían hacer más preguntas, porque su aspecto da para eso y más.

Un abrazo, Josep

Josep Vilaplana dijo...

Justo fue eso lo que me llamó la tención. No parecía que se conocieran y nada se decían, sólo compartían ese banco como pájaros posados en un cable una tarde de primavera.

Gracias por pasarte por estos terrenos sin desbrozar, José Luis.