domingo, 2 de octubre de 2011

Erase otra vez...












Erase otra vez…y envejeció con la duda de si las perdices se comían o se tendían al sol.

4 comentarios:

NáN dijo...

los viejos reelaboramos los cuentos; trastocamos los valores y, así, notamos la sangre caliente.

Josep Vilaplana dijo...

Los viejos somos una extraña suma de juventudes confusas; es decir, casi una broma.

Un abrazo achacoso y enorme.

José Luis Ríos Gabás dijo...

Quien haya tendido la ropa tuvo en cuenta los colores y las simetrías de arriba y abajo. Debería, si viera la fot, hacer coladas artísticas siempre.

Un abrazo a los dos

Josep Vilaplana dijo...

Insisto en que Dios, o la idea que cada uno tenga de Él, es un gran aficionado a la fotografía. No cesa de proponer "encuadres" para ver si somos capaces de capturarlos.

Un abrazo enorme y asimétrico, José Luis.