domingo, 2 de octubre de 2011

Erase tal vez...













Erase tal vez… y el tiempo abatió a las perdices en páramos de sombras y olvido.

2 comentarios:

NáN dijo...

tal vez, puede que fuera, quizás... demasiada duda para resistir el tiempo.

Josep Vilaplana dijo...

El tiempo, como bien sabes, es una forma de cronometrar la duda. A menudo, mi querido amigo, tengo la sensación de que el tiempo envejece debido a mi transcurrir intemporal (los cambios estacionales son terribles para mi precario desequilibrio mental...).