sábado, 15 de octubre de 2011

In Memoriam de...no me viene el nombre













Conservaba la costumbre de mirar, pero alguien le había quitado la esquina del deseo y la esperanza. Era evidente que insistía en la lentitud para no admitir la pavorosa falta de destino.

2 comentarios:

Gemma dijo...

Recrearse para qué. Lo has expresado muy bien...

... de nuevo.

Josep Vilaplana dijo...

...de nuevo contento por saberte por estos andurriales deslustrados.

Més pe tons.