martes, 22 de noviembre de 2011

Inciertas certezas













Firme era la convicción de que su vida era un paso de cebra; lo del camionero con cataratas sucedió un poco después.

6 comentarios:

Gemma dijo...

Te veo algo gore...

Josep Vilaplana dijo...

Gore, lo que se dice gore, no soy propenso, pero si consciente de que en la vida los pasos de cebra suelen venir "farcidets" de una confianza (por no decir desconocimiento del género humano) excesiva: tú presupones que todo seguirá igual y que el Otro dejará que cruzes tu biografía con una enorme sonrisa en su divina cara.

Luego vienen las sorpresas....

Un pe tó en trànsit.

NáN dijo...

No hay nada tan seguro, y normalmente tan lamentable, como los otros.

Josep Vilaplana dijo...

Los otros, y yo mismo cuando soy el otro de otro, somos como espejos necesarios pero, como bien dices, a menudo "lamentables".

Un abrazo de otro -yo- del que me gusta pensar que es otro tú pero apenas distinto.

José Luis Ríos Gabás dijo...

Me gusta de la fotografía lo normal que resulta todo, y lo atractiva que puede ser esa normalidad cuando la miras tú.

Un abrazo, Josep.

Josep Vilaplana dijo...

Me esfuerzo, a menudo con pésimos resultados, para conseguir fotografiar sólo lo "normal", es decir, todo lo excepcional en pantuflas(por este y otros motivos, me gustan tus fotografías).
El tiempo dirá, o no, si esto es normal.

Un abrazo cotidianamente excepcional.