lunes, 9 de enero de 2012

Ultimos días













Los últimos días decidió ofrecerlo todo a mitad de precio, pero no tuvo en cuenta la dificultad que tiene el calcular la mitad de precio de nada.

4 comentarios:

Isabel dijo...

¿Qué contiene la nada?
Mira que si al final dentro de la nada estuviera todo, total, al paso que vamos.

Josep Vilaplana dijo...

Razón llevas, Isabel, en apuntar la posibilidad de que dentro de la nada ande todo. ¿Quién no recuerda algunas tardes de domingo en las que nada, absolutamente nada, sucedió y todo, absolutamente todo, tenía cabida en ellas?.

Un beso pensativo y agradecido.

NáN dijo...

La universidad me regaló un cuatrimestre de José Hierro como profe. Y aquí viene al pelo

Después de todo, todo ha sido nada,
a pesar de que un día lo fue todo.
Después de nada, o después de todo
supe que todo no era más que nada.

Grito «¡Todo!», y el eco dice «¡Nada!».
Grito «¡Nada!», y el eco dice «¡Todo!».
Ahora sé que la nada lo era todo,
y todo era ceniza de la nada.

No queda nada de lo que fue nada.
(Era ilusión lo que creía todo
y que, en definitiva, era la nada.)

Qué más da que la nada fuera nada
si más nada será, después de todo,
después de tanto todo para nada.

Pepe Hierro

Josep Vilaplana dijo...

Precioso regalo tuvo que ser ese cuatrimestre, Nán. Ese todo de voz, poeta y hombre al que incluso la nada le guarda debido respeto.

Con algo de cariñosa envidia te envuelvo hoy el abrazo.