sábado, 11 de febrero de 2012

Prestar atención


Con todo lo que se, con todo lo que ignoro, con todo lo que tengo defenderé la alegría de los que aun miran hacia donde mira ella.

8 comentarios:

Isabel dijo...

No es para menos con esa mirada tan bella.

Cuatro abrazos y todos los que alcance su mirada.

Josep Vilaplana dijo...

Es hacia esa dirección donde suelo dirigirme para conseguir mis dosis diarias de esperanza.

Cuatro abrazos agradecidos.

Aquí me quedaré... dijo...

Cuatro entradas bellísimas en todos los sentidos.
No es la belleza lo que más me llama la atención.
Es la mirada.
Disfruta mucho de ella y de esa ternura que le sale.

Abrazos.

* por razones que no vienen al caso,la cuatro fotos me han emocionado.

VERONICA LEONETTI dijo...

El donde y el como. La manera en la que mira... es de esas miradas que en cierto momento de la vida ya no vuelve.

Josep Vilaplana dijo...

Hay personas que son como un sí compacto y sin fisuras; lo que emana de ellas disipa cualquier duda.

Gracias por tus palabras, Aquí me quedaré...

Josep Vilaplana dijo...

Es cierto, Verónica, aunque prefiero pensar que esa mirada, con una perseverancia incomprensible, regresa una y otra vez para instalarse en los ojos de la vida que insiste, de la vida que quiere vivir a pesar de los telediarios. Juraría haberla visto en Africa, en la India, en algún pueblecito de los Pirineos y en un calle sin apenas biografía de Lavapies.

Salir en su búsqueda me hace un poco mejor y evita que me indigeste de verdades razones.

Gracias por venir, Verónica, y un beso.

NáN dijo...

Va por las cuatro entradas:

¡Padre del amor hermoso!

Tienes motivos en tu deseo de un mundo mejor, más sencillo, de tamaño más humano.

Josep Vilaplana dijo...

Quererlos mucho, para hacernos y hacerlos mejores. Contra ese magnífico empeño, contra esa alegría, nada pueden ese montón de insaciables.

Un abrazo enorme, Nán.