domingo, 1 de abril de 2012

Absurda final


En el minuto ochenta y ocho, a dos del final, se percató de que desde el inicio faltaba la pelota. Entenderán que el empate era inevitable en esa absurda final sin prórroga.

2 comentarios:

NáN dijo...

Pues hace poco que me he dado cuenta de que nosotros vamos vestidos de jugadores de voleyball y el enemigo de jugadores de Fútbol Americano, con cascos y armaduras.

¡Con razón perdemos siempre por goleada!

Josep Vilaplana dijo...

Mi querido amigo, he llegado a la triste conclusión de que todo es una cuestión de pelotas sin perdón. Ellos las tienen más grandes, aunque bien mirado, y por aquello de buscarle el lado positivo, deben de doler más ampliamente cuando se les propina una certera y justa patada.

Te espero, como siempre, en la amistosa cancha.