domingo, 1 de abril de 2012

Las cosas que no habían sucedido


Solía comprar ese diario porque en él sólo se publicaban las cosas que no habían sucedido. Cuál no sería su sorpresa esa mañana al leer en los titulares su nombre.

10 comentarios:

Isabel dijo...

Si es que no somos nadie, por eso se aprovecha la prensa y hace negocio con la nada.

Me has recordado una peli "Un cuento chino" es un poco como al revés, el prota recorta y encuaderna los sucesos más extraños que se producen.

Ahora, como te da por publicar de cuatro en cuatro, sólo recuerdo el de la huelga. Pa mi que ninguno de esos tres la hizo.

Feliz descanso.

Pablo Gonz dijo...

O nunca había sucedido o había dejado de suceder. Microrrelato puro y duro.
Abrazo gemelo,
P

Josep Vilaplana dijo...

A veces pienso que si pudiéramos vernos con una cierta perspectiva, nos daríamos cuenta de inmediato que no hay nada que ver y, probablemente, eso nos alegraría la tarde.

En lo de la huelga, acertaste de pleno (la foto está hecha en Londres....).

Un beso activo (el descanso y un servidor tenemos pésimas relaciones).

Josep Vilaplana dijo...

Tal vez nunca se había dejado suceder o tal vez tengo de nuevo los níveles de glucosa en sangre por las nubes.

Lo único seguro es mi alegría de saberte por esta nuestra casa.

NáN dijo...

Fantástico. Descubrió así que era una emanación, un desgarro temporal del ser de otra persona, que no tuvo pasado, no tendría futuro y ahora, por fin, sabía que no tenía presente.

VERONICA LEONETTI dijo...

Y más nunca lo compró y empezó a vivir...

Josep Vilaplana dijo...

“Un desgarro temporal del ser de otra persona” : su martillo ha golpeado contundentemente mi dedo, ignorando, como debe de ser, el previsible clavo. Cualquier día te propongo, Nán, que montemos los dos una carpintería.

Un abrazo artesanal.

Josep Vilaplana dijo...

Exacto. Al ver que no era le dio por ser y reír.

Un abrazo real, Verónica, de alguien a menudo confuso.

Pablo Gonz dijo...

Hola, Josep. Perdona, de nuevo yo. Que, para que lo sepas, la madre de Pablo Garcinuño del blog "En mal estado" ha tenido a bien adoptarnos. Creo que es una excelente cocinera. Por favor, no le hables de tu mula (de momento).
Un abrazo tangencial,
P
PD.: Te mando los papeles por correo convencional.

Josep Vilaplana dijo...

Gratitud sin límites. Indago de inmediato.

Un abrazo de familia numerosa...