miércoles, 4 de julio de 2012

Sé; tapizan.


Al contrario de los de siempre, que les dio por adquirir una sólida estupidez en primera linea de mar, él decidió saber. Ellos que tapicen, afirmaba socarrón, que cuando terminen yo me sentaré.
Anagrama ha comprado los derechos y sus acerados aforismos se publicaran en breve.

16 comentarios:

Laura dijo...

Genial tot, el se, el ect, el personatge, el seu text, el teu i també el número de telèfon al que segur que li manquen xifres. És igual segur que els d'Anagrama el van a veure "in person". Petons.

Josep Vilaplana dijo...

M'agrada molt la minuciositat amb que interpretes les meves minsas propostes. Efectivament, per ser un moment "perfecte" només calia que em cluques l'ull.

Moltes gràcies i molts més petons.

Isabel dijo...

¡Qué descolocao tengo yo el catalán! Pero tengo un diccionario.

Yo es que ni sé, ni sé lo que yo sé.

Tapizar tampoco sé, pero me gusta leer y estaré al tanto de esos aforismos.

Besos de ignorante.

Josep Vilaplana dijo...

De la picaresca venimos y a la picaresca vamos. Saber, lo que se dice saber, no sabemos, pero como bien dices, tapizar tampoco.

Besos de lazarillo y gracias por la visita, Isabel.

NáN dijo...

Entre el bachillerato y la universidad, en lugar del COU debería haber un espacio semiprotegido de la intemperie en el que hombres vestidos con chaleco de gala anunciaran lo que saben, como el de la foto, y los alumnos de primer año, con chaleco morado, y los del segundo, con chaleco verde oscuro, les peguntaran sobre sus saberes.

El rector diría siempre: "Sabed que no se da otro título que la acreditación de la presencia, necesaria para entrar en cualquier Facultad que queráis, con 3 cupones para cambiar a otra cuando lo deseéis".

El hombre de la foto inuguraría oficialmente cada curso fumándose tranquilamente un cigarrillo sentado en una banqueta.

N Ó M A D A dijo...

Siempre que te leo me pregunto cómo lo haces... Parece tan sencillo, ¿no? Una imagen, unas palabras. Pero tuya es la minuciosidad del coleccionista de estrellas fugaces; capturas aquello que pasado un momento apenas existe... y con el más difícil todavía, rescatas una de las vidas paralelas de sus personajes.

Gemma dijo...

Se echa de ver enseguida que el señor de la foto sabe de lenguados...
Més petons

Josep Vilaplana dijo...

Mi querido amigo, al Saber, como bien sabes, no le sientan bien las rigideces de cola larga y cuello duro. Al Saber lo que le va es dudar en camiseta imperio y, a poder ser, en agradable compañía.
Te lo digo yo, que solo no se nada y en compañía depende.

Un abrazo sin tapizar.

Josep Vilaplana dijo...

"Coleccionista de estrellas fugaces"; preciosa definición para este vicio lumínico llamado fotografía. Justa es esa mi obsesión, Nómada, detener lo fugaz, lo irrepetible (a mi escaso entender, la hermosa contradicción que lleva implícita la fotografía es el fracaso de su propósito: las imágenes detenidas, como las palabras escritas, se siguen moviendo gracias a las personas que las leen o las observan).
Humor, ternura e infinita perplejidad, en eso ando embarullado.

Una enorme alegría tus palabras, Nómada y un abrazo igual de enorme.

Josep Vilaplana dijo...

Cuando li vi, parecía un islote de pícara sabiduría emergiendo en un mar de estupidez sin horizonte alguno. No nos dijimos una sola palabra y por unos instantes me pareció que nos conocíamos de toda la vida. Luego me tomé la medicación y se me pasó (que yo sepa, a él no…).

Petons indiscriminats, Gemma, i gràcies per la visita.

Aquí me quedaré... dijo...

Tuve un profesor de literatura que decía:
si ves algo que pensaras, por lo fácil y sencillo que parece, que podrías haberlo hecho tú, no olvides que tienes delante una verdadera obra de arte.

Pues eso...

Besos

Homero Nicaragua dijo...

Siempre se disfruta lo original, lo bueno de la sabiduría popular. En mi tierra estamos trabajando para rescatar estas creaciones del pueblo y para el pueblo. No contarlas por ellos si no que la cuenten directamente sus autores. Eso de que "compraron los derechos..." huele mal. Abrazos desde Nicaragua. H.

Josep Vilaplana dijo...

Me hubiese gustado conocer a ese profesor de literatura (de los que intentaron confundirme -hasta que deje el colegio a los trece añitos para ir a trabajar- sólo recuerdo sotanas, bostezos y manchurrones por todas partes).

Creo que la palabra que mejor resume esos años de desaprendizaje es caspa.

Un abrazo casi prrehistórico.

Josep Vilaplana dijo...

Las grandes editoriales -y las medianas también- es poco probable que se interesen por cualquier cosa que no venga revestida de "ventas al por mayor".

Por lo demás, comparto totalmente lo que expones.

Un abrazo y gracias por tu visita.

menteinvisible dijo...

a veces una palabra vale mas que 1000 imagenes:

tapizar.tapizar.tapizar.tapizar.tapizar.tapizar.tapizar.

un saludo.

Josep Vilaplana dijo...

Nos pasamos la vida tapizando un sofá en el que no nos sentaremos jamás. Un sofá inexistente.

Gracias por la visita, Menteinvisible, y un abrazo.