jueves, 18 de octubre de 2012

Camarón de la Isla



Chicharra que agoniza de verano, 
que rompe el verano en mil pedazos 
para proclamarse verano. 
Queja profunda 
por todo ese inmenso dolor
que no sabe donde doler.

2 comentarios:

Aquí me quedaré... dijo...

Me gusta el cante Jondo, me gusta Camarón.
¿Conoces San Fernando?
Hay una estatua de Camarón. Noche tras noche se reunen los gitanos bajo sus pies a cantar su ausencia.
Es sorprendente.

Se comió y se bebió la vida antes de tiempo. Una pena
Un abrazo

Josep Vilaplana dijo...

Nunca he estado en San Fernando, pero lo que me dices es motivo más que suficiente para ir. Es cierto que murió muy joven, pero no me atrevería a afirmar de forma categórica de que su muerte sea la misma que le acontece a cualquier chofer de autocares. De alguna forma Camarón pervive en las manos y en los ojos de esos gitanos que se reúnen, noche tras noche, para cantar bajo su estatua.

Un abrazo, jondo.....y gracias por la visita.