miércoles, 31 de octubre de 2012

Deicidio


Cargó minuciosamente su desamparo. 
Aún se escuchaban las últimas cosas del disparo
cuando Él 
cayó fulminado.

4 comentarios:

Aquí me quedaré... dijo...

¿Cuándo decidiste NO ser escritor e intentar vivir de la las letras.

*Tu escrito donde Nán, me ha dejado, sin respiración.

Gracias

Un abrazo

Josep Vilaplana dijo...

Ser escritor, como ser conductor de autobuses, tiene el riesgo de provocarte una convicción absoluta de que eres escritor o conductor de autobuses. Yo sólo necesito escribir y me gusta conducir autobuses.

Por cierto, alegría como de baile de fiesta mayor en pueblo pequeño, eso me produce el saber que te ha gustado el escrito "donde Nán".

Un abrazo y un beso.

Aquí me quedaré... dijo...

Por cierto, alegría como de baile de fiesta mayor en pueblo pequeño, eso me produce el saber que te ha gustado el escrito "donde Nán

No sea usted coqueto. :)

Josep Vilaplana dijo...

Al nacer la comadrona le dijo a mi madre: lo lamento, ha tenido usted un coqueto.

De esa sentencia no he conseguido moverme ni un ápice.