jueves, 22 de noviembre de 2012

Refrigerados


Refrigerados 
para postergar el gusano
en nuestro frigorífico 
inaudito y multiforme. 
Refrigerados
y a la espera de algo 
que, por no saber,
ni siquiera 
sabemos nombrar.

4 comentarios:

Isabel dijo...

Pero ellos sí lo saben, quieren mantenernos sin matarnos de golpe, solo poquito a poquito, para cuando lleguen las votaciones.
A ver quien se acuerda de escribir y, ya no digo de pensar, para entonces.

Hay que ver la manía de publicar de tres en tres que tienes, que tengo que andar corriendo para depositar mis primeras impresiones.

Beso rápido que no quiero se me olvide lo que me suscitó tu suguiente post.

Josep Vilaplana dijo...

A ese circo sin risas hace tiempo que no asisto (domadores de mentiras, trapecistas a ras de suelo repitiendo una y otra vez la misma estúpida pirueta...que no cuenten conmigo!!!!).
Por lo demás, y a pesar de la condición de animal de costumbres que conservo desde pequeñín, aunque eso si, de costumbres pasajeras, que sepas que si es por complacerte soy capaz de publicar de medio en medio post...

Beso lento que no quiero que se me olvide (el beso me refiero).

Aquí me quedaré... dijo...

Iba a decir algo y no puedo...

Me da mucha risa vuestros comentarios

Besos a los dos

Josep Vilaplana dijo...

Reír es una de las formas más precisas que adopta la complicidad.

Ya está dicho....

Besos cómplices.