lunes, 11 de marzo de 2013

No dudan, no saben



Las locomotoras no dudan,
los vagones no saben,
es por eso que de los trenes
sólo me gustan los paisajes.


7 comentarios:

XuanRata dijo...

Las ventanillas son los fotogramas. Y tú transcribes el guión.

(Dan ganas de alargar la mano hacia esos árboles aparcados como viejos vagones cansados de seguir a la máquina)

Un abrazo, Josep.

N Ó M A D A dijo...

Ahhh! Los trenes... y las vías tristes...

Josep Vilaplana dijo...

A veces pienso que los trenes son otra forma de estar triste, pero de una tristeza que apenas duele. Me gusta lo de las ventanillas como fotograbas (espectadores que cruzan un paisaje como si fuera un destino).

Gracias por pararte en esta estación de lejanas cercanías, Xuan.

Josep Vilaplana dijo...

Tal vez la tristeza les venga del roce con todo lo pasajero; o tal vez de sumar noches y restarles cualquier sentido. Vete a saber.

Un beso, Nómada.

Anónimo dijo...

Cierro los ojos y me llega el recuerdo de Nuria y Martita, dos hermanas y amigas.
Luego el silencio de paisajes alegres me acompaña para no decaer.

Besos

Luna

Josep Vilaplana dijo...

Es cierto, hay paisajes que saben reír; incluso los hay que te sacan a bailar (por lo que intuyo, el recuerdo de Nuria y Martita ha de ser, para ti, una caricia que duele).

Besos y gracias por venir, Luna.

Anónimo dijo...

Sí.

A veces su recuerdo me estremece.

Uní el día de la entrada, el día 11y hablabas de paisajes y de trenes...

Besos de Luna (Aquí me quedaré) jeje