jueves, 9 de mayo de 2013

Liebre por gato




Un Fotógrafo nos da liebre por gato con gusto a ternera a condición de que, según se mire, sepa a calamar. 
Luego, como es sabido, están los fotógrafos 
que sólo nos sirven gatos con gusto a gato.

4 comentarios:

Aquí me quedaré... dijo...

Las fotos con botox y tanta cirugía como les da la técnica no me gustan nada, nada, nada.

Buenos y soleados días

Isabel dijo...

Si es que una imagen vale más que mil platos, las tuyas digo.

Beso.

Josep Vilaplana dijo...

Una cámara sólo es un pincel, es decir una herramienta. La técnica, con sus correspondientes "cirugías", nunca podrán hacer una "Fotografía", sólo pueden hacer fotografías.

Esa es la cuestión, el misterio y la maravilla de este vicio lumínico.

Un beso soleado (por la hora mas bien sería nocturno y casi alevoso...)

Josep Vilaplana dijo...

Una imagen vale lo que sea capaz de hacer sentir.

Muchas gracias, Isabel.