sábado, 15 de junio de 2013

Aniversario


Un fe con alegres liturgias; una querida y luminosa obsesión.
 Hoy hace diez años que su respuesta sin pregunta revolotea por todos los rincones.

Entenderán ustedes que a menudo me dé por bailar.

14 comentarios:

Pedro Herrero dijo...

Entiendo que no hagas otra cosa que bailar, de asombro en asombro, y que cuentes los días y las horas en que tienes la suerte de inventar preguntas que puedan ser respondidas por esa criatura.

Una forta abraçada dels vostres amics vallesans.

Isabel dijo...

Es que con esa mirada es para volar...

Mis enhorabuenas y demás palabras de satisfacción para alegrarme de tu felicidad y la de esta niña tan guapa.

Abrazos a los dos.

Josep Vilaplana dijo...

Como bien sabes, amigo de largo recorrido, hay quereres tozudísimos; una vez adheridos a la cosa querida, no se sueltan ni en las peores tardes de invierno.

Comentada la vostra abraçada, em diuen que una ben forta i gran per vosaltres, Pere.

Josep Vilaplana dijo...

¿Qué te voy a decir? Pues que tienes toda la razón. Siempre me ha parecido que cuando Violeta mira, son muchas las cosas que lo hacen a través de ella. La vida entera parece que se asoma a su mirada.

Gracias por estar, Isabel, y dos besos: uno de Violeta y una mío.

Aquí me quedaré... dijo...

Brilla

Laura dijo...

T’entenem i ho celebrem!!
Felicitats Violeta i també als que l’heu fet possible.

XuanRata dijo...

Y tanto que te entiendo, Josep. Pero ¿porqué tendrán que crecer tan rápido, es que no ven que nosotros no tenemos ninguna prisa?

Felicidades.

Josep Vilaplana dijo...

No tengo argumento alguno para contradecir lo que dices. Brilla.

Un beso grande y agradecido.

Josep Vilaplana dijo...

Disculpes, Laura, perque la resposta arriba un xic tard (últimament, el resultat és: autocar 2 -Josep 0). De tota manera, moltes gràcies i cinc petons.

Josep Vilaplana dijo...

Creo, amigo Xuan, que el motivo debe de ser algo parecido al que rige en los castells que montan las "colles castelleres". Por una lógica irrefutable, el "anxeneta" que sube y corona el castell és el más joven y liviano del grupo. Cualquier intento de hacerlo con 55 años y 73 kilos desafiaría las estrictas leyes que dicta la gravedad, así como los más sólidos lazos de de amistad que se dieran entre los participantes.

Muchas gracias por tu visita y un abrazo en pleno decrecimiento.

NáN dijo...

Entendido perfectamente.

Josep Vilaplana dijo...

Perfectamente agradecido.

Gemma dijo...

Está muy mayor, Josep, pero sigue tan guapa como siempre.
Abrazos

Josep Vilaplana dijo...

La ropa, las sillas, los zapatos y los abrazos te dan la razón, Gemma. Ha crecido y lo sigue haciendo de una forma vertiginosa (incluso hay días que me parece que soy yo el que mengua...).

En lo de guapa, una vez más no pienso llevarte la contraria.

Gràcies i molts petons.