domingo, 21 de julio de 2013

Álvaro Mutis



"Sigue a los navíos. Sigue las rutas que surcan las gastadas y tristes embarcaciones. No te detengas. Evita hasta el más humilde fondeadero. Remonta los ríos. Desciende por los ríos. Confúndete en las lluvias que inundan las sabanas. Niega toda orilla."
 (Summa de Maqroll el Gaviero)

6 comentarios:

Aquí me quedaré... dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Isabel dijo...

¡UF! Yo es que no estoy pa estos trotes.

Adiós

Josep Vilaplana dijo...

Quedo a la espera de que me envías una fotografía para quitar la del tristón de Álvaro y colgar tu texto a continuación. Lo comparto en un 87,5 por ciento, siendo el porcentaje restante el que hace referencia a los humildes fondeaderos. Creo que el poeta se refiere a que el camino de la vida está para andarlo, no para detenerse ni que sea en los más pequeños y humildes (tal vez se podría sustituir por sencillos) fondeaderos. En cualquiera de ellos los barcos envejecen, entre añoranzas y tristezas, alejados de todos los horizontes que la mar propone.

Yo la palabra humilde, con sus correspondientes derivaciones, tampoco se con exactitud a que se refiere. Si se asocia a la característica del gusano que consiste en doblarse para así evitar ser pisado de nuevo, no me gusta en absoluto; si se refiere a la sencillez de las cosas sencillas, a esa bondad de bolsillo y tapa blanda que podemos encontrar en algunas personas, me encanta.

Un pueblo de abrazos, Aquí.

Josep Vilaplana dijo...

Pues anda que yo....

Hola....

Anónimo dijo...

Como si Álvaro Mutis fuera un escritor de textos de superación. Cuando el escribió esto todavía no estábamos tan invadidos con toda esta literatura de pacotilla que todo el mundo cuelga en facebook. FRases de almanaque de panadería, me enferma absolutamente el arribismo de "aquí estaré".

Aquí me quedaré... dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.