miércoles, 16 de octubre de 2013

Este agujero sin calcetín



¿De qué color es el gato que tira de este hilo sin ovillo?
¿Quién teje incansable esta absurda tela que nada cubre?
¿Dónde está la aguja que ha de dar explicaciones de los pormenores del pinchazo?
¿Quién zurce, con tanto esmero, este agujero sin calcetín?

8 comentarios:

Gemma dijo...

El agujero siente nostalgia de algo que ni siquiera sabe que se llama calcetín, pero ello no le quita valor ni verdad a su sentimiento.
Muy bueno. Retrata muy bien la sensación de carencia actual.
Abrazos y abraçades

Isabel dijo...

Yo por más que coso los agujeros de los calcatines, más grandes le salen, al final cubro con ellos escobas y barro las pelusas de mi casa, ya que no puedo barrer todo lo que se esconde.

Con tu permiso te he cogido una hojita de laurel para el guiso.

Una foto linda y unas pregustas certeras.

Abrazo

Laura Vallribera dijo...

T’ho dirà el llaurer, que de tantes preguntes ha perdut el color però perdura el seu perfum.
Preciosa imatge.

Josep Vilaplana dijo...

Ese sentimiento, esa absoluta falta de calcetín, estoy de acuerdo contigo, Gemma, que es una forma de acercarse al enorme desamparo que nos acoge, a esa madre indiferente que ni una sola vez nos ha besado.

Besos i petons (¿cómo debe ser un beso traducido? ¿es tal vez ese beso en que el traductor nos besa a los dos?)

Josep Vilaplana dijo...

Algún día escribiré un cuento de 1200 páginas donde intentaré plasmar el misterio que envuelve a los calcetines desaparecidos, esos que un buen día dejan tirados en un cajón y en la más absoluta orfandad a su desconsolado par.

No es del todo improbable que detrás de todo esto ande alguna mafia pensada para financiar ilegalmente las campañas de algunos políticos.

Besos sospechosos...

Josep Vilaplana dijo...

Per sort, he rebut notícies de que el llaurer ha recuperat fins i tot el color (era una gastro lleu...).

Moltes gràcies i molts petons.

NáN dijo...

Vengo de leer lo de Gemma y encuentro los dos textos siniestramente parecidos.

(Ya, si le ponemos la foto del viejo, el pequeño horror está cumplido).

Abrazos

Josep Vilaplana dijo...

Hablaré con Gemma por si podemos establecer futuras colaboraciones y así dar debido cumplimiento a los futuros horrores...

Un abrazo grandote, Nán.