miércoles, 16 de octubre de 2013

Friedrich Nietzsche




"No hay que dejarse confundir: dicen "no juzguéis" y sin embargo mandan al infierno a quien les estorba. Haciendo juzgar a Dios juzgan ellos mismos; glorificando a Dios se glorifican a si mismos; postulando las virtudes que ellos no son capaces de practicar, aun más, que ellos necesitan para mantenerse en su posición dominante, dan la magna apariencia de que luchan por la virtud".

(La primera medida tomada por los cristianos, después de la expulsión de los moros, fue clausurar los baños públicos de los que sólo en Córdoba había 270.)

4 comentarios:

Isabel dijo...

Pues sí, aquí nos falta el aire en este sur devastado, de baños y personas que se van a aportar a otros lados.
Menos mal que esos alegres abanicos de lunares nos alivian en verano.

Gracias, por tu ingenio y tu alegría en imágenes y palabras.

Besote gordo.

Laura Vallribera dijo...

No ens deixarem confondre, què et sembla fer una estada a l’infern i durant els primers cinc minuts dedicar-nos a jutjar-los? Intueixo que riurem molt i mira per on és possible que Deu s’hi apunti. Això sí, més de cinc minuts no. Pecats, vull dir petons.

Josep Vilaplana dijo...

Por desgracia cruzamos tiempos en que los mismos de siempre (a veces parece que se van, pero no, sólo esperan para reaparecer de nuevo) intentan sumirnos de nuevo en esa atmósfera que les es tan propicia, esa atmósfera que se da en las habitaciones mal ventiladas.

La caspa, divina y nacional, carga de nuevo....

Beso pirenaico para ti, Isabel

Josep Vilaplana dijo...

Saps que penso, Laura, que Deu no soporta els angels, que literalment n'està fins els collons de les seves plumes, de la música celestial i dels bisbes de totes les Seus possibles i de les impossibles també. Estic plenament convençut que Deu, quan Sant Pere dorm, fa escapadetes al infern.

Pecats diversos per vos.