miércoles, 20 de noviembre de 2013

El tamaño no importa


Tranquilícense ustedes
que no hay nada que temer;
todas las muertes caben
donde cabe la de un pez.

2 comentarios:

XuanRata dijo...

Vaya por dios, se ha deshilachado. Era y somos nada más que tejido.

Qué grato es reencontrarte.

Josep Vilaplana dijo...

Del todo cierto, tejido que nada viste y a menudo poco luce.

Que sepas que esa alegría es circular.