jueves, 27 de febrero de 2014

El secreto de sus ojos



El mejor casi beso de la historia del cine y como de puntillas  una fotografía que deja de serlo para convertirse en caricias habitables de luz y sombras. ¡Qué bien estuviste Pablo, qué definitivas tus gafas, qué risa! ¡Qué ternura en tus ojos, Irene! Las luciérnagas y los poetas admiran esa primera noche; en tu boca se abisman los que nada tienen que perder. ¡Cuántos prodigios sin nombrar Darío; qué fácil lo haces boludo; qué buenos son los malos; qué bien se pronuncia en lo tuyo la palabra amistad!

6 comentarios:

Isabel dijo...

La vi cuando la estrenaron y luego dos veces más por televisión y siempre encuentro algo más, un detalle que no he visto. Este casi beso forma ya parte de la historia del cine.

Me estoy acordando de una canción que cantaba Ana Belén, se preguntaba dónde irán los besos que no dimos.

Pienso que se quedan en la imaginación, por eso se recuerdan, ¿no crees?

Ahí va el mío virtual hacia el norte.

Josep Vilaplana dijo...

Los besos que no dimos se esperan para nada en la encrucijada de lo que no fuimos; tal vez están amontonados en algún rinconcito de todos aquellos fugaces y hermosos tal vez que levantaron el vuelo sin esperarnos (¡qué torpes e indecisos fuimos en algunas ocasiones,qué decididos y fantásticos en otras!)

Suerte tenemos de los que vamos dando…

Lástima de la "virtualidad", pero mucho mejor que ningún beso. Vaya de vuelta, Isabel.

Laura Vallribera dijo...

El secret dels seus ulls és que parlen, diuen més del que es pot dir en paraules.

Preciosa película que tornaria a veure ara mateix.

Josep Vilaplana dijo...

El secret dels seus ulls…que li haig de dir.

Petons amb complicitat.

Aquí me quedaré... dijo...

Para verla muchas veces.

Josep Vilaplana dijo...

…y despacito.

Un beso, Aquí me quedaré.