miércoles, 5 de febrero de 2014

Mi Mula precisa




Anda mi querida Mula alejada, de forma equidistante, de mulos y de cualquier otra esperanza. Constante hasta los alrededores de la incomprensión, oscila de la hierba a la nada sin tristezas ni opiniones, con una inmutabilidad y cadencia de suiza precisión.

6 comentarios:

Isabel dijo...

Mula tenía que ser, que estará ella pensando como muchas, que "más vale sola que mal acompañá".

Abrazos

Josep Vilaplana dijo...

Efectivamente, y ese pensamiento ha sido llevado a tal extremo que ni ella misma se hace compañía…

Abrazos variados y grandes, Isabel.

Aquí me quedaré... dijo...

Con esa ventisca no me extraña.
Llegará la primavera

besos

Josep Vilaplana dijo...

Llegará la primavera y no es improbable que nieve (aquí hay sólo dos estaciones: un invierno suave y un invierno duro).

Besos de vuelta, Aquí me quedaré...

NáN dijo...

inmutable es un gran adjetivo para una mula. Hay épocas en las que los humanos deberíamos aprender de ellas.

Josep Vilaplana dijo...

Cada día me enseña algo nuevo y lo increíble es que siempre se trata de algo que ignora absolutamente. Es un pozo de sabiduría que no necesita ningún conocimiento. Algo parecido a un Buda de cuatro patas. Seguiré indagando e intentaré mantenerte informado.