miércoles, 5 de marzo de 2014

Groucho Marx



Con rapidez de zorro incrédulo
bigotean tus ojos desde lo alto
el castillo sin azañas 
de los mismos de siempre y nunca.

Sucederá luego lo que no puede suceder
y en esa entrañable suma de catástrofes
perderemos la muerte por un rato
los que andamos en alegres tristezas.

No hay comentarios: