domingo, 19 de julio de 2015

Cosas mías -2-



(Ella)
Se va soltando, despacio, de esa precisión suya en el vivir. Apenas come y ni siquiera se toma la molestia de espantarse las moscas. Muy pronto seguirá en lo suyo, pero mezclada con todo; muy pronto persistirá en cualquier cosa que ande en la hermosa tozudez de ser. Por lo demás, el absurdo invento de la muerte exige, para que le nazcan ojos y horror, prestarle toda la atención. Innecesario decir que con mi querida Mula juega a perder. Todo lo cierto e inmutable, lo que no deja espacio para la duda ni la especulación, espera a ser masticado por ella eternamente. No se va a morir, sólo que muy pronto tiene previsto cambiar de prado.
Hasta que nos confundan y nos confundamos, querida tertuliana de silencios, te llevaré en mi sonrisa. Por lo demás, y si no te sabe mal, nos podemos ahorrar el beso. 

6 comentarios:

Isabel dijo...

Me alegra que tu Mula pasee por esas tierras que las imagino más frescas. Aquí no sé si aguantaría con este calor.

NáN dijo...

Estas cosas tuyas son muy particulares cuando las haces nuestras.

Laura Vallribera dijo...

La seva mirada ho diu tot i crec intuir que està agraïda que la consideri cosa seva.
I a tú, gràcies per compartir aquestes/teves coses...

Josep Vilaplana dijo...

Ando con el convencimiento, mi querida Isabel, que mi Mula está un poco más allá del frío y del calor. La he visto soportando, con un estoicismo preciso y sin apenas mover un músculo, las más intensas heladas y los más ardientes calores.

La llevaría a un congreso del PP sólo por ver dónde tiene el límite….

Un beso.

Josep Vilaplana dijo...

Querido amigo, como tú bien sabes, cosas mías es sólo un decir. En realidad somos un sólo escritor con innumerables manos; un pulpo infinito del que apenas somos una de sus patitas. Es decir, que tus cosas y las mías, me gusta pensar que son las nuestras.

Un abrazo tranquilo.

Josep Vilaplana dijo...

La mirada d'aquesta precisa forma de ser és un dels molts misteris seus preuats per un servidor. Sense saber res, els seus ulls et diuen que ho sap tot…si més no, tot el que cal saber.

Gràscies a tu, Laura, per totes les complicitats.