viernes, 24 de julio de 2015

Diario del Piratilla Valiente



Es frecuente que a los gatos les de por perseguir a su sombra,  enfadándose un poco cuando no pueden agarrarla. Es normal, ya que ellos no saben que esas sombras son gatos distintos intentando atrapar a sus sombras, también distintas. Sólo cuando ambos se quedan quietos se reconocen. Si alguien te exige, mi querido Piratilla Valiente, la absurda tarea de escoger, tú dile que prefieres ser juego y risa, sombra y gato.

(Del diario del "Piratilla Valiente", y con motivo de la celebración de la llegada de mi querido nieto Mario, después de sus increíbles aventuras por los mares de Oriente).

8 comentarios:

Noite de luna dijo...

Tan chiquito y ya ha cruzado el cabo de Hornos. Eso sí, hacia unos brazos felices y amorosos

Felicidades a todos.

Anónimo dijo...

(((((((((((((o))))))))))))))

Josep Vilaplana dijo...

Es un Piratilla la mar de valiente y de risa fácil. Ha iniciado la travesía por los mares de la vida con una determinación y fuerza admirables….

Gracias, querida Noite de luna, y un beso.

Josep Vilaplana dijo...

Beso que me resisto a etiquetar como "anónimo"…

Gracias.

Isabel dijo...

¡Qué buena noticia! Mario es guapísimo y seguro que valiente.

Me alegro un montón. Enhorabuena a todos y abrazos.

Laura Mencia dijo...

Enhorabona, Josep!!! Els gatets tenen una cosa: que no els pots deixar d'acaronar. Oi? Petoooooons!!!!

Josep Vilaplana dijo...

Es un Piratilla la mar de valiente….y en lo de guapo, pues por mucho que le doy vueltas, no encuentro motivo alguno de discusión ni desacuerdo….

Gracias y un abrazo grandote, Isabel.

Josep Vilaplana dijo...

Del tot cert, Laura. Aquest "gatet" d'orient demana a crits ser acaronat i mossegat, alternativament.

Una preciosa resposta d'ulls foscos que, ves per on, no li cal la pregunta.

Petons molts i grans.